La papa no engorda, sólo hay que saber comerla

La papa no engorda, sólo hay que saber comerla

2823
0
COMPARTIR

Ya te habíamos mostrado que la papa no engorda mientras la consumas en el tiempo y de la forma adecuados. Podemos evitar atiborrarnos de calorías y aprovechar una serie de beneficios (y un sabor irresistible) para nuestra dieta mientras cocinemos este vegetal de la forma más sana posible.

Como vimos, hay tres formas ideales para consumir papa en una dieta para bajar de pesoasada, cocida y al vapor. Mientras tanto, la papa frita será la que querrás evitar, aunque ello no implique que jamás vuelvas a disfrutarla. Mira estos consejos para cada forma de preparar la papa:

Papas al vapor: hay muchas opciones deliciosas y sanas para prepararlas (en la foto, con perejil)
Papas al vapor: hay muchas opciones deliciosas y sanas para prepararlas (en la foto, con perejil)

-Comer papa al vapor es la mejor forma de reducir sus calorías y preservar sus beneficios. Los resultados serán mejores si la cocinas con su cáscara que, además de proteger nutrientes, aporta potasio y fibra dietética. Consúmela con ensaladas y carnes bajas en grasa.

-La papa cocida es también buena y baja en calorías. Procura no cocerla demasiado para mantener sus beneficios: se recomienda hacerlo por 15 minutos si no tiene cáscara, y por 20 minutos si la tuviera. Usa las papas más compactas, que no se deshagan. Como con la papa al vapor, acompáñala con ensaladas y carnes sin grasa.

Papas cocidas: alternativa    sabrosa y natural
Papas cocidas: alternativa sabrosa y natural

-Para la papa asada, usa papas tiernas que absorban bien los sabores. Procura asarla con la cáscara para conservar sus propiedades. Lo mejor es hacerlas sin aceite, pero puedes añadir un pequeño chorro para que no se peguen. Prepáralas con hierbas y acompáñalas con alimentos poco calóricos, como legumbres o pechuga de pollo.

-El puré de papas también es bueno pues no es muy calórico (28 calorías en 100 g). Puedes complementarlo con alimentos ricos en nutrientes, como zanahorias y carnes.

-Si un día tuvieras antojo de papas fritas, procura que sean maduras, con poca agua; y que se frían sumergidas en aceite bien caliente, para reducir calorías. Recuerda: come papas fritas muy de vez en cuando.

Puré de papas: una guarnición contundente
Puré de papas: una guarnición contundente

También son importantes estos consejos para comer papa en general:

-Acompáñala con verduras y alimentos ricos en fibra, como granos y aceite de oliva.

-Por otro lado, evita aquellos que abunden en grasas/calorías, como mantequilla, mayonesa o frituras.

Papas fritas: un placer que debes moderar al máximo
Papas fritas: un placer que debes moderar al máximo

-Tampoco serán buenos acompañantes alimentos ricos en proteínas como leche, crema, nueces o yogurt; ni tubérculos como el rábano o la zanahoria (a menos que sea puré).

Ya lo sabes: bien preparada, combinada y racionada, la papa no engorda, sino que se vuelve un delicioso amigo de nuestra dieta!

Revisa nuestra sección especial: así como comprobaste que la papa no engorda, podrás resolver tus dudas sobre muchos alimentos.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta