Propiedades de la piña: Frescura para la salud

Propiedades de la piña: Frescura para la salud

881
2
COMPARTIR
propiedades de la piña

¿Buscas una buena y deliciosa opción para tus dietas? Conociendo las propiedades de la piña, ya no tendrás que buscar demasiado: esta deliciosa, suave y versátil fruta será una buena alternativa cuando nos proponemos bajar de peso o protegernos de complicados males.

Si queremos adelgazar, la piña encajará con nuestras necesidades: tiene calorías negativas, es decir, son más las calorías que gastamos al comerla que las que ganamos al ingerirla (55 en cada 100 gramos). Por ello, es una gran elección si necesitas comer bajo en calorías.

Otra razón para incluir a la piña en nuestras dietas es su bajo contenido de proteínas y grasas; los carbohidratos, que son su principal nutriente, conforman un 11% de su peso.

piña

Asimismo, la fibra de esta fruta (1,2 gramos por 100 g de piña) repele el colesterol malo y contiene la glucosa, siendo su consumo beneficioso para controlar el peso, sobre todo en casos de colesterol altodiabetes.

Con la fibra también podremos prevenir el estreñimiento y sentir saciedad.

La piña también le resolverá muchos problemas al sistema digestivo. Una enzima muy interesante en la piña es la bromelina, que libera aminoácidos de las proteínas, por lo que apoya en la digestión de los alimentos ricos en estas.

pina

La bromelina también ayuda en problemas para vaciar el estómago (atonía gástrica) o para casos de hipoclorhidria (falta de ácido clorhídrico en el jugo del estómago); combate la inflamación (y males como la artritis o la gota); y acelera la curación de heridas y lesiones.

Otra enzima útil es la pectina, que ayuda a eliminar los residuos intestinales por las heces, sirviendo como laxante.

Además, la abundancia de agua en la piña (85% de su peso total) la hace un buen diurético que eliminará toxinas y líquidos acumulados en zonas como la cara y el abdomen, e impedirá que surjan inflamaciones allí.

jugo de piña

En la piña también encontramos mucha vitamina C, que nos protege de los radicales libres (y por ello de problemas cardíacos y hasta del cáncer), ayuda a absorber hierro y calcio, participa en la formación de colágeno y glóbulos rojos, y protege nuestro sistema inmunológico.

No olvidemos la presencia de manganeso y de tiamina (vitamina B1), indispensables para que las enzimas produzcan energía.

piña

¿Convencido por las propiedades de la piña? Incorpórala en tu dieta: en trozos, en ensalada, en jugo o en postres, será una dulzura en todo sentido. Pero recuerda lo siguiente:

La piña en almíbar aporta el doble de calorías por su contenido de azúcar, y pierde muchos beneficios digestivos.

-Sus ácidos orgánicos no la hacen recomendable para personas con gastritis o úlcera gastroduodenal.

-Si ves una “dieta de la piña”, con promesas de adelgazar al instante, ¡ignórala! Reemplazar muchas comidas con piña puede ser peligroso. Cómela en su justa medida (2-3 veces por semana) y variando con otras frutas. Aún lo bueno se vuelve malo en exceso.

Atentos: viene más información sobre las propiedades de la piña y otras frutas para nuestra salud.

2 COMENTARIOS

Dejar una respuesta