COMPARTIR
Papa sancochada engorda

Seguro te preguntaras si ¿comer papa sancochada engorda? Pues la respuesta que podrás encontrar en la red es que todo en exceso te puede hacer subir de peso. Pero, aquí te mostraremos los trucos para comer papa sin engordar.

Las papas tienen una doble fama (una buena y una mala), la buena es que es un excelente alimento de buen sabor que puede ser utilizado como acompañante para casi cualquier comida, ¡la papa pega con todo!… por otra parte, La mala fama que tiene es que comer papas sancochada engorda fácilmente.

Esta mala fama genera ciertos conflictos internos a aquellas personas que desean mantenerse saludables y no subir de peso. Decirle “No” a la papa siendo tan exquisita y un complemento fundamental en la cocina no es algo fácil, y todo a consecuencia de la ideología sobre que la papa sancochada engorda.

¿Por qué la papa sancochada engorda?

La papa posee grandes propiedades curativas sobre el cuerpo, entre ellas:

la papa engorda si o no

  • Gran fuente de energía para el cuerpo.
  • Lubrica intestinos.
  • Prevé enfermedades en el páncreas.
  • Calma los síntomas de la menopausia.
  • Contribuye a la recuperación del riñón en cuanto a enfermedades que padezca.
  • Promueve los movimientos intestinales.
  • Reduce alguna inflamación corporal, etc.

Así como posee todos estos beneficios, la papa sancochada contiene altos niveles en calorías, generando en quienes la consuman aumenten de peso si no realizan actividades físicas adecuadas para quemarlas. Lo que quiere decir que eso que la mala fama de la papa acerca de que comer la papa sancochada engorda, tiene más que ver con los hábitos alimenticios que por la papa misma.

Si tú sigues preocupado por lo que se dice acerca de que la papa sancochada engorda, te invitamos a que dejes de preocuparte por ello.

La papa posee la particularidad de mantener casi que todos los niveles calóricos intactos después de ser sancochada, sin embargo, existe un par de trucos para disminuir sus niveles de calorías en la papa.

Refrigerando la papa sancochada

Los azucares que poseen las papas no son absorbidas por el cuerpo, de hecho, son considerados almidones resistentes, debido a que llegan al intestino grueso casi que intactos. No obstante, cuando se hierve por mucho tiempo y, luego de reposar es refrigerada, pierde gran cantidad de sus propiedades calóricas a causa de las diferentes exposiciones de temperaturas.

Esto quiere decir que al momento de ser consumida, habrá disminuido un gran porcentaje de sus propiedades (a excepción de los azucares que de igual forma, no son digeridos por el cuerpo como tal). Por ello, hacemos hincapié en que no te preocupes por esos mitos absurdos sobre que la papa sancochada engorda.

Por este motivo, si deseas disminuir el nivel calórico de la papa, es recomendable consumirla después de pasar por el ciclo antes mencionado.

Curiosidades entre los azúcares de la papa y bacterias intestinales

Las azucares que poseen las papas son consideradas almidones resistentes a la digestión, por otro lado, existen bacterias (buenas) intestinales que sí se alimentan de ellas.

Estudios científicos prueban que dichas bacterias al crecer en el intestino generan que el cuerpo sienta menos apetito.

Razón por la cual la mayoría de las personas experimentan una sensación de llenura cuando comen papas sancochadas, por ende, es una garantía más acerca que falso mito sobre qué la papa engorda.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta