Tipos de dieta: ¿cuál me conviene más?

Tipos de dieta: ¿cuál me conviene más?

886
2
COMPARTIR
Tipos de dieta

Seguro buscas distintos tipos de dieta y sientes dudas sobre cuál te hará bajar de peso mejor. ¡Cuidado! Averigua las propiedades, beneficios y riesgos de cada uno, porque las dietas no son iguales, y tu cuerpo tampoco recibirá una dieta al igual que otro lo haría.

Elige una dieta para adelgazar basándote en tus objetivos; pues cada una actúa de forma diferente. Y trata de conseguir ayuda de un médico especialista, pues te dará sugerencias más precisas según lo que necesitas.

Veamos los tipos de dieta más frecuentados y efectivos, según las restricciones nutricionales que proponen:

Dietas hipocalóricas: Buscan hacerte bajar de peso reduciendo las calorías en tu alimentación. Son muy recomendadas y relativamente simples: permiten elegir los alimentos a reducir, los que suelen abundar en carbohidratos y grasas.

Dieta hipocalórica: A reducir las calorías
Dieta hipocalórica: A reducir las calorías

Aunque es uno de los tipos de dieta más eficaces, también puede traer riesgos: requiere mucho rigor para calcular los pesos, su fácil asimilación por el cuerpo nos complica la pérdida de peso, y la falta de supervisión experta puede llevar a restricciones excesivas – por eso, varias de las dietas extremistas y dañinas también aparecen aquí.

-Dietas hiperproteicas: No obligan a medir los alimentos ni sus calorías, sino que buscan aumentar la proporción de proteínas en tu alimentación, sustituyendo sobre todo las de azúcares y grasas; para que tu cuerpo use sus reservas de grasa. Son muy buenas para bajar de peso y ganar masa muscular, sin necesidad de hacer mediciones.

Carne, pescado, menestras: si buscas proteínas, ellos serán tus amigos

Son dietas cortas (las más estrictas no deben pasar de un mes), y exigen luego una fase de equilibrio alimenticio. Además, como las proteínas están sobre todo en la carne, el pescado y las claras de huevo, debemos vigilar la variedad y grasa de éstos, balancearlos con verduras y frutas, e incluso subir el consumo de fibra pues el exceso de proteínas puede causar estreñimiento.

-Dietas cetogénicas: Controlan los carbohidratos que ingerimos. Son muy sencillas de seguir, pues restringen tipos de alimentos en lugar de calorías, sin reducir otros nutrientes. Con ellas, el cuerpo elimina eficazmente las grasas y reduce el apetito.

Dieta cetogénica: ¡no abuses de los carbohidratos!
Dieta cetogénica: ¡no abuses de los carbohidratos!

Sin embargo, es muy peligroso evitar totalmente los carbohidratos, por lo que ninguna de estas dietas pasa los 28 días. Síguelas cuidadosamente (con apoyo experto) y compensa la falta de glúcidos con frutas, verduras y grasas (¡¡eliminar estas últimas junto con los carbohidratos es un grave error!!).

-Dietas bajas en grasas: Con ellas restringimos las comidas altas en grasa y mantenemos los demás nutrientes en su misma proporción, siendo menos complicadas que las cetogénicas. Eliminan calorías y son buenas para controlar el colesterol. Al hacerlas, cuidemos de no eliminar todos los tipos de grasas, lo que sería perjudicial.

Dietas bajas en grasa: saludables, pero también sabrosas
Dietas bajas en grasa: saludables, pero también sabrosas

Ya sabes: toda dieta para bajar de peso es buena, pero si no elegimos la que verdaderamente necesitamos o no la usamos bien, podemos tener problemas. Por ello, lo mejor siempre es decidirlo con la ayuda de médicos expertos.

En esta página seguiremos mostrándote más tipos de dieta y todo lo que debes saber sobre las dietas para adelgazar más conocidas y eficaces.

2 COMENTARIOS

Dejar una respuesta